Primer capítulo del blog

Capítulo 1: El verano

Que maravilloso verano había pasado, lleno de días en la playa y con mis amigas todo el día. ¿A quien quiero engañar? Mi verano ha sido muy ...

lunes, 13 de octubre de 2014

Capítulo 7: La cita

"Mi amada Patricia, lo siento de verdad, no quise hacerte daño, eres la niña de mis ojos. El alcohol provocó en mí que hiciera cosas que no quería, porque a la persona que quiero es a ti. Ahora mismo estoy en el hospital por el accidente, ya me estoy recuperando, solo me quedan una pocas fracturas. Pero lo que más me duele es haberte perdido por ser tan inútil de no saber ni guardar las composturas. Te he escrito unos versos, para que veas que pocas veces saco mi lado romántico, pero esta ocasión lo merece.
Aquellas miradas que te lanzaba,
cuando no estabas enamorada.
Esos besos tan llenos de vida, 
que siempre te pedía.
Esos abrazos que me dabas,
y yo nunca los rechazaba.
Perdóname por todo lo hecho,
que con estos versos yo demuestro
el amor que te tengo,
desde aquí hasta el universo.

Espero que te haya gustado, por favor, dame otra oportunidad, sé que no soy el mejor novio del mundo, pero voy a intentar cambiar por ti, porque te quiero y te lo mereces. Si volvieras ya me harías muy feliz, pero no soy nadie para pedírtelo. Te amo mi niña, y nunca te voy a dejar marchar."
A Patricia esta carta la llego hasta el fondo del corazón, él nunca había hecho nada parecido por ella. Esto la hizo dudar sobre que camino elegir, pasar de este chico que me ha hecho daño o darle una oportunidad por si había cambiado. Una decisión difícil.

La vi como se la caía alguna que otra lágrima, y la abracé sin pensarlo dos veces. Sabía que la carta no era muy alegre y que seguramente la pedía una segunda oportunidad. Solo supe decirla : 'Haz lo que tu corazón sienta'. Ella asintió con la cabeza y se fue a su cuarto a reflexionar.

Ruben se quedó dormido en el sofá mientras yo me fui a tomar el sol a la piscina. Mientras tanto, Laura se levantó de la cama, y bajó a merendar algo, tenía bastante hambre. Pero notó a alguien durmiendo en el sofá, se acercó y se dio cuenta de que era Ruben. ¡Qué adorable está cuando duerme! Pero a veces es tan posesivo y celoso, que ni se imagina que estuvieran juntos.

Va a la cocina, y decide hacerse un sandwich mixto. Coge el pan y las lonchas de jamón, luego las de queso y listo. Pero cuando termina, se percata que hay alguien detrás. Se da la vuelta y...

- Hola Laura, estás guapísima, la playa te sienta genial.
- Hola Ruben. ¿Que haces aquí?
- Tuve que venir a traerle un par de cosas a Patricia de parte de Alan y hasta mañana no puedo marchar. ¿Te apetece que hiciéramos algún plan juntos? Patricia no está para salir y Yolanda está en la piscina.
- Mmmmm no sé si será buena idea. Tu y yo juntos, no sé yo...
- Venga Laura, en plan amigos y así me enseñas este lugar. ¿Te lo voy a tener que pedir con por favor?
- Vale, pero solo un rato. Meriendo y voy a vestirme.

Se sentaron en la mesa, y mientras Laura merendaba, Ruben la contaba como había ocurrido el accidente de Alan. Terminó de merendar, y se subió a vestir, algo cómodo, un vaquero corto y una camiseta con unas sandalias marrones. Allí estaba en las escaleras esperándola, con una sonrisa, y salieron por la puerta sin saber cómo iba a acabar la velada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vuestras opiniones son fundamentales para el blog.