Primer capítulo del blog

Capítulo 1: El verano

Que maravilloso verano había pasado, lleno de días en la playa y con mis amigas todo el día. ¿A quien quiero engañar? Mi verano ha sido muy ...

sábado, 18 de octubre de 2014

Capítulo 9: Las miradas

... llegó el beso, ese beso tan tierno. Para Ruben era un sueño hecho realidad, era la chica que deseaba, porque para él era perfecta. Laura, sin embargo, le gustaba muchísimo, pero no estaba segura de si ese paso había sido el correcto. Después de ese beso llegaron muchas más, a la vez que abrazos y carantoñas. Se oscureció tanto, que no se dieron cuenta ni de la hora, ya era un poco tarde y había que cenar. Se levantaron, recogieron todas las cosas y se fueron hacia la casa.

Mientras, en la playa, después de tanto hablar, me doy cuenta que es tarde y que tengo que avisar a mis amigas. Quedamos sobre las diez y media para cenar en una pizzeria muy buena de la zona, nos despedimos con dos besos y una sonrisa, pero de esas sonrisas de ganas de volvernos a ver. De camino al apartamento se me pasaron un montón de cosas por la cabeza: mi nueva amistad, la cita de Laura y Ruben, la pobre patricia en la habitación sola, Alan en el hospital,... cualquier persona no se creería lo que nos está pasando, pero es así tanto para lo bueno como para lo malo. Y de repente sumergida en mis pensamientos, llegué al apartamento en un plis plas. Abrí la puerta, y Patricia estaba tumbada en el sofá viendo la televisión, la vi con mejor cara. La di dos besos y un gran abrazo, le conté que tenemos una cena con unos amigos nuevos, no tenía muchas ganas, pero decía que le apetecía que le diera el aire. Lo que yo no sabía era lo que pasaba por su cabeza, la gran decisión que tenía que tomar.

Nos tumbamos en el sofá mientras hablábamos de qué ponernos esa noche,  de repente, aparecieron la pareja por la puerta. Entraron por la puerta de la mano, nos parecía raro porque Laura nunca la habíamos visto así. Los dos traían una cara de ilusión, que sabíamos que el primer beso de Laura había sido con él. Les contamos el plan de la noche, se miraron entre ellos y dijeron que preferían quedarse en casa que estaban muy cansados. Patricia y yo sabíamos que querían una noche romántica, porque Ruben al día siguiente volvía a casa. Viendo que volaba el tiempo e íbamos a llegar tarde, Patricia y yo corrimos a las habitaciones a arreglarnos un poquito, la verdad que yo quería impresionar. Al final terminamos de peinarnos, vestirnos y pintarnos un poco justas, tan justas que las sandalias nos las pusimos en el camino. Allí en la pizzería, nos estaban esperando, lo de llegar tarde en las chicas ya sale natural. Fueron Josh y dos amigos más, que por apariencia, también eran guiris.

Nos saludamos y entramos dentro, porque hacía un poco de aire para estar en la terraza. Los amigos de Josh se llamaban Ryan y Tom, los dos tenían pareja en Londres. A Patricia eso no le importaba porque solo les veía como amigos.Eran muy simpáticos y divertidos, se les daba muy bien contar chistes con tono extranjero. Cenamos muy a gusto y nos reímos un montón. Yo me acerqué a Josh, además de por tener frío, porque tenía atracción por él. Sin embargo, a él no le veía con el mismo entusiasmo, por lo que intente poner algo de distancia por si se sentía incómodo. Pero cuando me separé de su regazó, él me indicó con la mirada que qué hacía, por lo que volví donde estaba, con mucha comodidad.

Laura y Ruben también se lo estaban pasando muy bien, ellos decidieron ver una película romántica porque estaban en un momento muy especial. Ellos en vez de ir a la pizzeria, la pidieron que se la trajeran, y mientras se la cenaban veían 'Querido John'. Cuando terminó estaban tan cansados, que se subieron a la habitación a dormir. Era su primera noche de enamorados, Laura estaba tensa por si Ruben se intentaba sobrepasar. Él se lo notó y la dijo que no se preocupara por nada, que iba a esperar lo que hiciera falta, porque para él lo más importante es verla feliz a su lado. Con esa respuesta, Laura quedó bastante impactada no se lo esperaba. La hizo mucha ilusión, y dormir juntos era un pasito más en su relación o en su comienzo de relación.

Mientras Patricia y yo nos fuimos con Josh y sus amigos a tomar unas copas, y temía que me pasará de la cuenta. Menudos bailes, allí en Londres no deben bailar mucho, porque los tres parecían patos mareados, pero nos echamos unas risas. Pero llegó la hora de volver, y decidieron acompañarnos a casa para que no nos pasara nada. Mientras nos seguían contando, entre risas porque les gustaba tanto veranear aquí. Y tanto hablar y hablar, llegamos a casa, llegó la despedida. Todo fue normal hasta que me tocó despedirme de Josh, no me apetecía, me lo estaba pasando genial. Dos besos y un : 'me lo he pasado genial contigo, tendremos que repetir'. Se me puso una sonrisa de tonta que no me pude resistir. No tardamos en llegar a la cama, pero Patricia no sabía que hacer respecto a la carta, hacer que cambie o seguir como hasta ahora.


PD: Vuestra opinión cuenta, cualquier comentario puede mejorar la historia. Toca encuesta de fin de semana, si usáis el móvil se hace en versión web. Vosotros decidís el camino de la historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vuestras opiniones son fundamentales para el blog.